Aprender nuevo vocabulario a través de la lectura

Mejorar y ampliar el vocabulario a través de la lectura

Todo el mundo sabe que leer es una buena estrategia para mejorar el vocabulario y aprender nuevas palabras en un idioma extranjero.

Leer no solo te permitirá expresarte mejor, sino que también te ayudará a la hora de aprender a escribir correctamente.

La lectura, de hecho, es una actividad muy útil, pero, para que funcione, hay que saber cómo practicarla.

Normalmente, leemos por placer y si el libro está escrito en otro idioma, nos da mucha pereza buscar en el diccionario todas las palabras que no conocemos. De este modo, no aprenderemos nada nuevo y nos limitaremos a reforzar solo el vocabulario que ya sabemos.

Por esa razón, hoy quiero daros algunos preciosos consejos para obtener el mayor beneficio de la lectura de libros en lenguas extranjeras.

leer libro

Si has empezado a estudiar italiano hace poco tiempo, sería mejor empezar con lecturas simples y cortas como las que podemos encontrar en los libros para niños o en los cómics. El riesgo de emprender una lectura demasiado larga y complicada es que te pueda aburrir fácilmente y que el intento de llegar al final de la historia se convierta en una auténtica pesadilla.

Para aprender nuevo vocabulario a través de la lectura, es fundamental buscar las palabras nuevas en el diccionario, para poder reflexionar sobre su significado y el concepto que quieren expresar. A veces, resulta también muy útil anotarlas y revisarlas después de haber terminado la lectura de un párrafo o capitulo.

Sin embargo, trata de ser selectivo: no todas las nuevas palabras son útiles para tu aprendizaje. Algunas, por ejemplo, son demasiado técnicas u obsoletas para poderlas utilizar en la vida cotidiana.

Lee una y otra vez el mismo párrafo o el mismo capítulo si no estás seguro de haber entendido su significado. Una lectura cuidadosa, pero más lenta, es más eficaz. ¡Así que no tengas prisa!

Por último, otro consejo útil puede ser comprar audiolibros.

Leer y escuchar al mismo tiempo, te ayudará a aprender también la forma correcta de pronunciar las nuevas palabras.

Para practicar la pronunciación, pausa la grabación de vez en cuando y repite en voz alta lo que acabas de escuchar, tratando de imitar la pronunciación del locutor.

audiolibros

Además, los audiolibros son súper cómodos porque los puedes escuchar en cualquier momento: mientras vas al trabajo o a la escuela, durante los descansos e incluso antes de dormir.

¡Estoy segura de que si seguirás estos consejos, ampliar tu vocabulario te resultará mucho más fácil y divertido!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.