¿Es mejor un curso online o presencial para aprender idiomas?

curso online
Comparte este artículo:

Quieres aprender un idioma pero una duda te asalta: ¿es mejor un curso online o presencial? Hoy te contaré mi experiencia, como alumna y como profesora, y te explicaré cuales son para mí los beneficios de aprender idiomas online.

¿Es mejor un curso online o presencial para aprender idiomas?

Antes de contestar a esta pregunta quiero contarte mi experiencia.

El primer impacto…

Desde que empezó la pandemia del coronavirus, el mundo de la enseñanza y del aprendizaje de los idiomas ha cambiado, o mejor dicho, ha evolucionado. Antes de la Covid-19, muchas personas aún tenían dudas sobre la eficacia y la validez de los cursos online para el aprendizaje de un idioma.

Yo misma, como alumna, tenía muchas dudas al principio, pero hace un par de años (antes de la pandemia) decidí apuntarme a un curso de inglés online porque por mi trabajo necesitaba flexibilidad horaria y, sobre todo, la posibilidad de asistir a las clases desde cualquier parte del mundo (por ejemplo cuando me iba de vacaciones o a visitar mi familia en Italia).

El curso incluía tanto clases online y en directo como clases virtuales a través de una plataforma e-learning. Así, pude experimentar ambas formas de estudiar y aprender online.

Las clases online y en directo fueron una sorpresa positiva para mí. El impacto no fue para nada “raro” como me imaginaba. Además, el hecho de estar en mi casa y conectarme con gente de todo el mundo me pareció una pasada.

A veces, después de un largo día de trabajo me sentía muy cansada, me aburría ir a las clases presenciales y buscaba excusas para no ir (como cuando te apuntas al gimnasio…jeje). Con las clases online todo esto de repente ha desaparecido. El hecho de seguir un curso online, con un profesor nativo y unos compañeros provenientes de todo el mundo, cómodamente desde mi sofá, cambió totalmente mi forma de ver y vivir las clases online.

Desde entonces pensé que este podía ser el futuro, o mejor dicho, una nueva forma de aprender y enseñar. Como profesora, decidí especializarme en nuevas tecnologías para la enseñanza. Me apunté a un curso universitario sobre las TIC (Tecnologías de la información y la comunicación) para la enseñanza y me especialicé en el uso de Moodle y otras plataformas para crear cursos online.

Así que decidí crear mi propia Academia Online, ofreciendo cursos online de italiano para animar a la gente a conocer y estudiar mi hermoso idioma desde cualquier parte del mundo.

Cuando todo cambió…

Durante muchos años trabajé como profesora de italiano principalmente en escuelas presenciales. En Skype solo tenía algunas lecciones de vez en cuando, por ejemplo durante mis vacaciones o con estudiantes que tenían que viajar a menudo por temas de trabajo y necesitaban una mayor flexibilidad.

Luego llegó la Covid-19 y también las clases que aún tenía presenciales se convirtieron en cursos online y en directo.

Así que, mientras la gente se vio de alguna forma “forzada” a aceptar esta nueva manera de recibir e impartir clases, a mí me pareció la cosa más normal del mundo. La formación online se disparó, y durante el confinamiento aproveché de mi tiempo libre para estudiar e informarme más sobre el tema de la enseñanza en línea.

Aprendí nuevas técnicas de enseñanza y también el uso de diferentes plataformas como Zoom, Teams y Google Classroom, entre otras. Descubrí que un curso online puede ser muy divertido y más variado que las clases presenciales, especialmente gracias a la cantidad de recursos online accesibles para todos y desde cualquier parte del mundo.

Desde que empecé a enseñar online he conocido a muchísima gente, desde Australia hasta EE.UU, pasando por Europa y Asia. He descubierto que hay mucha gente que quiere aprender italiano. He entrado en la casa de muchas personas y abierto las puertas de la mía. Me he divertido, he compartido los momentos más complicados de la pandemia, no me he aburrido nunca y pude hacer los que más me gusta: transmitir mi pasión por el idioma y la cultura italiana

Pero, sobre todo, me he dado cuenta de que los alumnos estaban más que felices con mis clases y con la oportunidad de aprender con un profesor nativo incluso cuando para ellos era muy complicado (¡un alumno de Israel me contó que allí no hay casi cursos de italiano con profesores nativos!).

Por todo esto y mucho más, creo que un curso online puede ser tan bueno como un curso presencial y en algunos casos mucho mejor. Así que…

…Vamos al lío!

Entonces, ¿para aprender idiomas es mejor un curso online o presencial?

Las ventajas de los cursos online para mí son:

1. Flexibilidad

La formación online es, por su propia naturaleza, flexible y se adapta perfectamente a las necesidades y rutinas horarias de cada uno. Puedes organizar tus horas de estudio ajustándolas entre compromisos laborales o personales. La flexibilidad del estudio en línea no se refiere solo al tiempo, sino también de lugar. Un estudiante puede viajar, ir a su casa frente al mar, en el campo, en la montaña. Puede conectarse desde un hotel, desde un bar, sin tener que perderse su lección de italiano.

2. Ahorro

Un curso de idiomas en línea tiene la ventaja de costar poco, o mejor dicho, ciertamente mucho menos que un curso presencial. Con los cursos online para aprender italiano es posible ahorrar dinero y esto sin duda es bueno para los estudiantes que no están trabajando y que quieren profundizar un tema determinado y especializarse.

3. Calidad

A menudo, los cursos online, debido a que son más baratos que los tradicionales, se consideran de menor calidad. En realidad, la formación online, precisamente porque se refiere a un contexto más amplio y competitivo, mantiene altos estándares de calidad y un grado de actualización continua.

4. Comunicación e interconnexion

Las clases online en grupo permiten aprender de una forma más amena y divertida a gente de todo el mundo. Permiten centrarse y practicar mucho el lenguaje hablado y al mismo tiempo hace posible una conexión muy fuerte entre culturas diferentes y un intercambio rápido de experiencias y tradiciones.

Las ventajas de los cursos presenciales para mí son:

1. Cercanía

Cuando te apuntas a un curso presencial puedes conocer a gente de tu ciudad o barrio y compartir experiencias muy cercanas. Las relaciones interpersonales son mayores y no hay una, aunque sea mínima, barrera tecnológica.

Los seres humanos somos animales sociales, y necesitamos mantener un contacto físico con otras personas. En las clases online, al no tener un aula a la que llegar, falta esta componente social, en cierto sentido. Obviamente la interacción con los compañeros o con el tutor estará presente, pero no el estar físicamente juntos en el mismo lugar. El café en las máquinas, el cigarrillo, la charla durante la pausa…son pequeñas cosas que faltan entre una lección y otra.

2. Accesibilidad

Uno de los problemas de las clases online es que siempre es necesario tener un dispositivo electrónico, como un ordenador o un smartphone y, sobre todo, una conexión a internet que funcione bien. Sin internet no hay clases online. Este problema no se tiene cuando se acude a una clase presencial y no hay ninguna barriera que pueda impedir el aprendizaje.

3. Clases tradicionales

Las clases presenciales todavía se llevan a cabo, en la mayoría de los casos, como clases tradicionales y entonces la ventaja es que no tenemos que acostumbrarnos a un nuevo modelo de enseñanza. El profesor explica y escribe en la pizarra y los alumnos siguen la clase y hacen los deberes. En los últimos años se ha apostado por un modelo diferente, con una mayor interacción entre alumnos y con el profesor, sobre todo en las clases de idiomas. Se utilizan soportes audio y videos, así como en las clases online. Sin embargo, no siempre los profesores y las academias están listos para abordar este cambio. Entonces la forma de enseñar de cada profesor es realmente la que cuenta, tanto en clases presenciales como en los cursos online.

En definitiva, creo que cada uno elige la forma de aprender que más encaja con sus necesidades y su carácter. Sin embargo, si nunca has probado aprender idiomas con un curso online, mi consejo es: ¡no tengas miedo y anímate! Puede que te sorprenderá.

Y tu, ¿que opinas sobre los cursos online? ¿Te animarías a aprender italiano online?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.